domingo, 4 de noviembre de 2007

De Herejías y Herejes

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define herejía como "error en materia de fe, sostenido con pertinacia. Hereje es el que sigue esta línea de error. He estado visitando algunos blogs en donde se habla del tema de las herejías y se menciona algunas o más bien se hacen comentarios sobre quienes las acuñaron. Desde que la iglesia está sobre la tierra ha debido soportar los embates de falsas doctrinas que intentan tergiversar las verdades de la Biblia. En sus primeros siglos de existencia, la iglesia debió soportar el ebionismo, el apolinarismo, el arrianismo y el pelagianismo entre otros. Estas doctrinas en algún punto discordaban con la doctrina oficial de la iglesia, que es la contenida en las Escrituras. Probablemente, de las mencionadas el arrianismo y el pelagianismo son las que mayor daño causaron. Es de notar que el pelagianismo, a pesar de ser condenado en el Concilio de Éfeso (431 d.C.) fue retomado con algunos matices por un sacerdote holandés llamado Jacobo Arminio.

Pero ya que estamos hablando de Pelagio y Arminio es importante saber de que hablaba. Pelagio era un sacerdote Britano que llegó a Roma en torno al año 400 d.C. postulando algunas ideas revolucionarias en torno al pecado original y la salvación del hombre. Pelagio sostenía que entre el pecado original, es decir el pecado de Adán y el hombre actual, no hay ninguna relación, en otras palabras, él sostenía que el hombre no nace con el germen del pecado, sino que este se adquiere por razones del ambiente, la crianza, etc. El punto principal de su doctrina, radica en el libre albedrío, pues para Pelagio era inconcebible que el hombre fuera "manejado" por una soberanía superior a su propia voluntad. La lógica de Pelagio era que el hombre podía y debía ser salvo por sus medios, pues Dios no nos pediría nada que no pudiéramos cumplir por nuestros propios medios. El discurso y las ideas de Pelagio estaban fuertemente influidas por la lógica griega, en donde el hombre era el centro del universo. Como ya mencionamos, las ideas de Pelagio fueron condenadas en el Concilio de Éfeso y combatidas arduamente por Agustín de Hipona.
A mediados del siglo XVI nace Jacobus Arminius, quien postula una crítica a la teología de Juan Calvino. No es sino hasta después de su muerte, específicamente en 1610, que un grupo de sus seguidores redactan 5 puntos en donde definen y defienden su doctrina. Este tratado es conocido como el Remosntrans. Los cinco puntos de este tratado, que resumen la teología de Arminio son los siguientes:

  • el decreto divino de la predestinación es condicional, no absoluto;
  • la expiación es universal en intención;
  • el hombre no puede ejercer una fe salvadora por sí mismo;
  • a través de la gracia de Dios es una condición necesaria del esfuerzo humano, no actúa de forma irresistible en el hombre y
  • los creyentes son capaces de resistir al pecado, pero no están libres de la posibilidad de perder la gracia divina.

Como se puede apreciar, la teología de Arminio no es otra cosa que la teología de Pelagio un poco moderada. El énfasis no está en lo que Dios puede y hace por el pecador, sino en lo que este hace por sí mismo. Si bien es cierto reconocen que es necesaria la fe en Jesucristo, sostienen que esta fe puede ser lograda por la voluntad del hombre. La Biblia nos dice claramente que la fe no proviene de nosotros, sino que es un don de Dios[1]

Arminio no reconoce la soberanía de Dios, sino que constantemente la cuestiona. Sus doctrinas fueron condenadas por la iglesia en el Sínodo de Dordrecht entre 1618 y 1619, estableciendo la razón escritural a las doctrinas de Calvino que son la continuación de las de Agustín.

Las doctrinas de Arminio, a pesar de ser condenadas por la iglesia de los Países Bajos donde nació, fueron aceptadas principalmente en Inglaterra por Juan Wesley y el movimiento Metodista. Más tarde estas doctrinas serían abrazadas por el Pentecostalismo.

Como podemos notar, el error principal de esta construcción doctrinal radica en la perspectiva, pues si consideramos todo lo anterior desde una perspectiva en donde el hombre es el centro del universo y Dios está a su servicio, por supuesto que estarán bien. Sin embargo si reconocemos la soberanía de Dios, no podemos concebir estas ideas dentro de nuestras creencias.

Lamentablemente las ideas de Pelagio y de Arminio, hacen eco en nuestras iglesias, en donde a pesar de predicarse que el hombre no se puede justificar ante Dios, exigimos que este sea portador de la fe que lo lleve a la salvación. Aún más se considera que el hombre puede perder la salvación como si este la hubiese ganado. Se hacen imposiciones al hombre para que se pueda acercar a Dios y Dios responda sus oraciones. Si lo hace de tal o cual modo tendrá resultado, como si el resultado dependiese de nosotros. Debemos concluir diciendo que lo que Dios pueda hacer por nosotros no depende de lo que hagamos, pues quien tienen siempre la última palabra es nuestro Creador.


[1] Efesios 2.8

5 comentarios:

Enrique C. dijo...

Hola Felipe.
Bastante clara tu exposición sobre estas doctrinas que, si bien predican la gracia, la condicionan a nuestra propia naturaleza. Naturaleza que no pudo y que jamás podrá por si misma alcanzar la Justicia de Dios.

Vamos Felipe que hay muchos que necesitan oir de la Gracia.

Un abrazo..

Nino dijo...

ola felipe
me parece excelente tu blog y pensamientos
asi q tu tb estarias en la lista de herejes..jakja en un blog por ahi al enrique lo llamaron apostata y renegado jakja
en fin.. es interesante poder confrontar los diversos puntos de vista

bueno en mi nombre esta el link de mi blog aunque es mas farandula eso si, en realidad igual apareceria en lista negra,
ahi tengo a uno q otro hereje y ecumenista jajajka

saludos felipe

Gonzalo Ramírez Lepeley, Un Teólogo Flaite (digamos, un carismático reformado o algo así) dijo...

WENA FELIPE!!
EXCELENTE COMENTARIO.
IMAGINATE LO DIFICIL QUE ES PARA MI HABLAR DE LA DOCTRINA DE LA GRACIA, SIENDO PASTOR JUVENIL EN UNA IGLESIA DE CORTE NEOPENTECOSTAL. GRACIAS A DIOS MI PASTOR SIENDO PENTECOSTAL ESTUDIO EN UN SEMINARIO REFORMADO... Y VIO LA LUZ.
GRACIA O MUERTE. VENCEREMOS!!!

SALUDOS

Anónimo dijo...

Nice post and this enter helped me alot in my college assignement. Say thank you you for your information.

Anónimo dijo...

Easily I assent to but I contemplate the post should acquire more info then it has.